Ora Labora Studio. Estudio de serigrafía y diseño. Salamanca.

Historia de la serigrafía

La palabra serigrafía está formada a partir de la combinación de la voz latina sericum –seda– y el vocablo griego graphé –escribir–, en referencia a las pantallas hechas con hilos de seda que, desde el siglo XVII, se emplearon para realizar este tipo de estampas. El término fue acuñado por Carl Zigrosser, comisario del Departamento de Dibujo y Estampa del Museo de Bellas Artes de Filadelfia, en la década de 1940.

La serigrafía, tal y como la conocemos a día de hoy, apenas cuenta con un siglo de historia a sus espaldas. El desarrollo del sistema de impresión serigráfica actual dio comienzo a principios del siglo XX de forma paralela en Europa y Estados Unidos. Sin embargo, debido a que esta técnica se fundamenta sobre el concepto de plantilla, su origen se ha vinculado directamente a uno de los métodos de estampación más antiguos: el estarcido – técnica que consiste en aplicar pintura sobre las áreas de una plantilla que permanecen expuestas con el fin de crear un diseño–.

  • El estarcido

Las primeras manifestaciones de estarcidos se remontan hasta la Prehistoria, época en la que se emplearon distintos materiales y objetos a modo de plantilla para conseguir conjuntos de imágenes tan impresionantes como los que decoran la famosa Cueva de las Manos, en Argentina. Se trata de pinturas realizadas mediante la aplicación de pigmentos en polvo sobre distintos objetos colocados contra la pared, lo que daba como resultado esas imágenes en negativo que han sido halladas en numerosos lugares alrededor del planeta.  

También se tiene constancia de la existencia de otros métodos de estarcido llevados a cabo en Asia Oriental y zonas del pacífico como las islas Fidji, donde los habitantes adornaban sus telas mediante grandes hojas de plátano horadadas con formas y dibujos.

Sin embargo, este sistema presentaba un problema crucial: no permitía la reproducción de elementos aislados dentro de las formas vacías de la plantilla –por ejemplo, el espacio interior de la letra o–. Como solución se propuso el empleo de puentes que unían las distintas zonas de la plantilla, algo que, por otro lado, seguía sin posibilitar la creación de imágenes más complejas. Un ejemplo cercano en el tiempo del uso de estos puentes son las populares reglas escolares que incluían una tosca plantilla de números y letras.

  • El kappazuri-e

Una mejora significativa en el proceso de estarcido se introdujo en la China de la Dinastía Song entre los siglos X y XII, ya que se empiezan a utilizar marcos de cartón con una trama de cabellos o hilos de seda tensados para generar las plantillas. Esta incipiente serigrafía fue adoptada por otros países asiáticos, de los que sobresale Japón, donde el grabado ha ocupado siempre un lugar especial dentro de las Bellas Artes.

En el siglo XVII una serie de artistas nipones desarrollaron un nuevo proceso de impresión conocido como Kappazuri-e. Esta técnica consistía en sellar la pantalla con plantillas de papel bañadas en aceite que repelían las tintas al agua. Así, valiéndose de una brocha, rellenaban con acuarela las partes del dibujo que debían transferirse al papel. El mayor representante de esta técnica fue Urakusai Nagahide gracias a sus populares estampas que recogían escenas del Desfile Anual de Disfraces que se celebraba en Kyoto.

Esta técnica llegó al continente europeo unas décadas más tarde, siendo Francia el país donde mayor calado tuvo. Allí apareció el llamado pochoir, una variación de esta incipiente serigrafía que se empleó sobre todo para estampar barajas de naipes.

  • La serigrafía moderna

El nacimiento de la pantalla de serigrafía moderna tuvo lugar en Reino Unido hacia mediados del siglo XIX, la cual presentaba ya un marco de madera con una tela de seda tensada sobre él. En origen, estos avances se implantaron únicamente en el ámbito de la industria textil para la decoración de telas. De hecho, aquí fue cuando se desarrolló en Francia la popular estampación a la lionesa: un sistema de estampación en una mesa continua que se sigue empleando a día de hoy. En estos primeros momentos, las plantillas se hacían con colas que extendían sobre la pantalla y la tinta sólo se aplicaba en las zonas deseadas.

Con la irrupción del siglo XX y los nuevos avances en el campo de la fotografía, el foco se vuelve hacia EE.UU., donde en 1907 se registra la primera patente de una mejorada pantalla de serigrafía por Samuel Simon de Manchester. En pocos años, la técnica fue evolucionando muy rápidamente, introduciéndose las primeras emulsiones fotosensibles y la impresión de varios colores.

Paradójicamente, fueron las dos grandes guerras del siglo XX las que permitieron un desarrollo inusitado de la serigrafía, ya que se utilizó para la estampación masiva de todo tipo de material bélico: insignias, banderines, etiquetas, distintivos, etc. También es en este momento cuando se introduce el uso de tintas fosforescentes en la impresión de mapas para vuelos nocturnos.

Tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, la técnica de la serigrafía se popularizó, convirtiéndose en una herramienta fundamental para cualquier ámbito profesional y, por tanto, llegando a emplearse como medio para realizar trabajos editoriales, publicitarios, decorativos, de embalaje, en la industria textil, etc. Pero no fue hasta bien entrada la década de 1950 cuando empezaron a introducirse nuevas tintas y pantallas de serigrafía que permitieron la estampación sobre un abanico enorme de soportes y superficies, incluidas las tridimensionales.

  • La serigrafía en la actualidad

A día de hoy, gracias al desarrollo de emulsiones fotosensibles más precisas, nuevos tejidos sintéticos para las pantallas, mallas metálicas de gran finura y una infinidad de avances en todos los ámbitos de la técnica, la serigrafía es capaz de conseguir unos resultados inmejorables, proporcionando una mayor resistencia y calidad cromática que otros sistemas de estampación.  

Sin embargo, los nuevos avances tecnológicos y la incorporación de los distintos métodos de impresión digitales han relegado tanto a la serigrafía manual como a otras técnicas de estampación tradicionales a un segundo plano. Es por ello que, en los últimos años, se han ido implementado una serie de mejoras en la maquinaria empleada dentro del proceso de estampación, de tal modo que la serigrafía pueda alcanzar los niveles de competitividad requeridos por el mercado. Pese a ello, cabe destacar que la serigrafía se ocupa de ciertos sectores que sólo pueden ser atendidos por ella. Un buen ejemplo es la enorme variedad y calidad de sus tintas, capaces de reproducir colores y efectos que otras técnicas no permiten. 

Por otro lado, también se ha desarrollado enormemente la serigrafía artística. La aparición de tintas al agua para serigrafía y el bajo coste de los materiales básicos han posibilitado la democratización de la técnica y la aparición de un buen número de talleres y artistas que utilizan la serigrafía como medio para la creación de obra gráfica.

No obstante, dada la tradición industrial de este método de estampación, la serigrafía artística, al igual que sucede con otras técnicas de grabado cuyos usos estuvieron ligados a otros ámbitos profesionales como la publicidad o la imprenta, se ve obligada a luchar contra una serie de prejuicios profundamente incrustados en la conciencia occidental.  

Con todo, la creación gráfica contemporánea ha conseguido ocupar un lugar que cada vez se aleja más de esa anticuada concepción. Además, gracias a su carácter de obra múltiple, se destaca de manera especial por su afán democratizador, permitiendo el acceso al arte a un importante sector poblacional al que tradicionalmente se mantuvo apartado y excluido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s