Entrevista Bia Bittencourt / Ora Labora Studio

La idea de hacer esta entrevista se nos ocurrió una tarde de septiembre mientras hablábamos con Bia Bittencourt sobre cómo organizar su exposición en nuestra galería. Nos pareció una manera diferente y más personal de presentar su obra dentro del catálogo que acompañaría a la exposición. Pero lo más divertido fue que ella propuso hacernos otra entrevista a nosotros y, así, aprovechar la ocasión para también presentar a la recién nacida galería.

El resultado ha sido un breve diálogo sobre el pasado, presente y futuro de Bia Bittencourt y Ora Labora Studio que podéis leer a continuación. Recordad que la exposición “Gracias por hacer un uso adecuado de los espacios” se puede visitar hasta el 22 de noviembre. 

8

Ora Labora Studio pregunta / Bia Bittencourt responde

¿Cómo se llega a organizar una feria tan grande como Plana?
No tengo ni idea. Ha sido una mezcla de trabajo duro, tiempo y suerte. Fue una aventura que me desafió a hacer cosas que jamás hubiera imaginado que podía conseguir.

¿De dónde surge la idea de crear Casa Plana?
Casa Plana fue una consecuencia del festival. Era necesario un espacio de fomento y discusión sobre mercado, arte y producción más allá del ambiente del festival, que además ofreciera un lugar para el estudio, la lectura y el coleccionismo. 

¿De dónde viene ese interés por los libros?
Desde que estudié Bellas Artes, mi interés se volvió hacia los libros de artista y las artes gráficas. Ya debo haber hecho unos cincuenta libros. Algunos eran experimentos. Muchos ni los he guardado. Al principio me gustaba crear narraciones mediante texto e imagen pero, poco a poco, he ido dejando de lado las palabras y ahora solo trabajo con imágenes. Hoy, después de tantos años metida en el universo de los libros, veo todo con otros ojos. Me gusta colocar en el mundo proyectos más complejos que estén vinculados a otras cosas como exposiciones o investigaciones más extensas. 

¿Qué ideas hay detrás de Gracias por hacer un uso adecuado de los espacios?
Tiene que ver con mi trabajo de simplificar imágenes transformando la realidad en formas gráficas. Este ejercicio siempre fue un alivio visual considerando que vengo de una ciudad sobrecargada de información. 
Hace unos años hice un libro que contenía una síntesis en formas y colores de las columnas del periódico donde trabajaba. También realicé otro proyecto parecido en el que hice algo similar con formas tomadas de Internet. Todo este proceso es como una tercera etapa de simbolización del mundo después del diseño. 

¿Qué diferencias encuentras entre el ambiente cultural brasileño y el español?
Todo es completamente diferente. Podría hacer una lista de cien cosas si hubiera espacio. Pero, tal vez, la principal diferencia es que en São Paulo hacemos todo de guerrilla, ya que recibimos muy pocas ayudas. Estamos acostumbrados a eso. Entonces, todos los días, en cada esquina suceden cosas no oficiales. 

Bia Bittencourt pregunta / Ora Labora Studio responde

¿Quién es el señor del logo de Ora Labora?
Es nuestro ancestro, un monje benedictino del siglo XII que trabajaba serigrafiando códices en el scriptorium de su monasterio. 

¿Qué planes tenéis para vuestra nueva galería? 
A corto plazo, queremos hacer una exposición cada mes e ir descubriendo artistas interesante. Creemos que la serigrafía tienes muchas posibilidades artísticas y nos gustaría compartirlas. Se trata de vincular el trabajo dentro del estudio con la actividad de la galería. 

¿Cuándo empezasteis con la serigrafía?
La descubrimos de casualidad cuando estudiábamos en Granada. Una compañera de clase tenía un estudio de serigrafía, El Rapto, y decidimos apuntarnos a uno de los cursos casi sin saber lo que era. Quién nos iba a decir por aquel entonces que hoy somos nosotros los que damos esos cursos en nuestro propio estudio.

¿Qué buenos recuerdos os vais a llevar de esta primera exposición?
Antes, en la ventana donde ahora exponemos las obras, había una reja que la cubría. Desde que la quitamos, todo el mundo se queda mirando muy intrigado. 

¿Por qué estamos trabajando juntos?
Porque somos una buena combinación, como los macarrones y el queso. 

11